Blog

¿Qué es el Karma?

Posted by:

La Ley del Karma postula que toda la causa produce un efecto y que todo el efecto tiene una causa.

El karma comienza en el pensamiento y se refleja en otro pensamiento, palabras y hechos. La Ley del Karma cubre todo lo que pensamos, verbalizamos y hacemos. Cuando deseamos hacer daño a alguien, consciente o inconscientemente, incluso si no hemos verbalizado a través de una crítica agresiva o actuado en el sentido de ese deseo, estamos produciendo karma y tendremos la consecuencia de estos pensamientos y deseos negativos a través de las situaciones negativas que atraemos en nuestras vidas.

Por lo tanto, la decisión consciente y deliberada de observar nuestros pensamientos negativos nos ayuda a abstenernos del karma que resonaría en situaciones negativas que podamos atravesar en el futuro, como enfermedades y pérdidas. La vigilancia de nuestros pensamientos debe ser constante para que no transformemos nuestra mente en una máquina inconsciente, produciendo futuras adversidades.

La Ley del Karma es paralela a la Tercera Ley de Newton, la llamada Ley de Acción-Reacción, según la cual, cualquier cuerpo que ejerce una fuerza sobre otro, recibe una fuerza de igual intensidad, dirección y dirección opuesta.

Karma, en sánscrito, significa acción. Sin embargo, el concepto de acción cuando se trata de la Ley del Karma también abarca deseos y palabras. Por lo tanto, un ser humano no puede considerarse libre de incurrir en karma solo porque no ha llegado a realizar una acción, ya que tanto el deseo como la palabra ya contienen en sí mismos fuerzas creativas muy poderosas que afectarán la realidad en el momento en que se manifiesten.

Así se expone en el libro Autobiografía de un Yogue de Pahamahansa Yogananda cuando Mukunda (Yogananda) levanta la mano con la intención de matar a un mosquito que acaba de picarle en una pierna y se detiene por miedo a producir karma ante la mirada severa del maestro que le pregunta por qué no termina lo que empezó, explicándole que el simple deseo de matar al mosquito ya ha producido karma, la realización de esta acción es sólo la mera continuación de ese mismo karma.

Cuando un ser humano pretende dañar a alguien, aunque haya repensado su comportamiento y haya acabado renunciando a su acción negativa, ya resultará en el karma negativo de ese deseo negativo aunque si se hubiera materializado, el karma habría sido mucho más poderoso.

0

About the Author:

  Artigos relacionados
  • No related posts found.