Blog

La vida después de la muerte

Posted by:

Somos seres inmortales. Una vez que existimos estamos “aquí” para siempre. Cuando nuestros cuerpos se duermen por la noche, nuestro espíritu se vuelve libre y viaja para tener en otros planos, ya sea con espíritus encarnados o con espíritus incorpóreos. Cuando nos despertamos por la mañana, algunos sueños dejan la extraña sensación de que no fue un sueño. Tenemos la extraña pero clara sensación de que lo que experimentamos en el sueño fue real. ¡Y en algunos casos incluso era real! Lo que ocurre es que estos “sueños” no son sueños como los normales producidos por nuestra mente con el objetivo de “ordenar” los contenidos capturados por nuestro subconsciente durante el día pero no procesados de forma inmediata. En realidad, no son sueños. Son experiencias tomadas por nuestro espíritu en otra dimensión mientras dormimos. De ahí la habitual y extraña sensación de que lo que experimentamos en el sueño nos afectó de alguna manera. Cuando se trata de sueños normales, lo que soñamos no nos afecta. Pero cuando se trata de experiencias en otros planos de existencia nos afecta y a veces considerablemente. Uno de los casos donde nos afecta es cuando soñamos con un familiar o amigo incorpóreo y solo cuando nos despertamos por la mañana nos damos cuenta de que esa persona falleció hace 4 o 5 años aunque mientras interactuábamos con ella en el “sueño”, ni siquiera recordábamos el detalle de que estábamos encarnados en la Tierra, en el plano físico, y esa persona fue incorpórea para residir, por ejemplo, en una de las muchas colonias espirituales alrededor de la tierra. Este hecho se materializa en el libro psicografiado Violetas en la ventana cuando Federico le dice a Patricia:

—Patricia, a muchos encarnados se les permite en ciertas ocasiones venir, apagados por el sueño, ver obras de teatro que grupos incorpóreos hacen en el Plano Espiritual. Los artistas rojos ya hacen piezas con temática espírita. Esta pieza que vimos, una más o menos similar, pronto se regocijará encarnando. Y, así, aparecerán muchas otras piezas con temática espírita para instruir a los encarnados. Y van a tener mucho éxito. (De hecho, estas obras son un éxito entre los encarnados).

 

0

About the Author:

  Artigos relacionados
  • No related posts found.