Una de las iniciaciones que reciben los aprendices del Curso de Sanación de la Ascensión es la iniciación en la energía de la Esperanza dada por los Maestros Arcturianos.

La esperanza consiste en un sentimiento general de fe en la benevolencia de la vida y de Dios, un sentimiento que proviene del núcleo del Ser de que todo lo que sucede en la vida tiene un propósito benévolo cuando se ve desde una perspectiva superior, y que todos los contratiempos son temporales y sirven a un fin mayor, que siempre será positivo.

Es la Esperanza la que alimenta la Fuerza que a veces parece agotarse en el curso de las diversas vicisitudes de la vida que experimenta el ser humano y sobre las que no puede ejercer control. La Iniciación a la Energía de la Esperanza ancla en el alumno una actitud positiva hacia la vida y le permite ser un canal de la misma para sus clientes de esta modalidad de curación energética.

La Esperanza a la que aluden los Maestros no sólo se relaciona con una expectativa positiva en relación con el resultado de un determinado acontecimiento, sino con una actitud general y constante ante la vida misma, independientemente de las situaciones que atraviese un ser humano en un momento dado. La esperanza lleva al corazón de la persona a un estado de ligereza que le permite minimizar el sufrimiento.

Se suele decir que «mientras hay vida, hay esperanza». Sin embargo, yo lo diría así: «mientras hay esperanza, hay Vida». La esperanza es una cualidad que hace que muchas veces, cuando todo se cree racionalmente perdido, un extraño y trascendente estado de Paz nos llene, nos reconforte y nos devuelva la fe en que al final todo irá bien.

Beneficios de la iniciación en la energía de la Esperanza

  • aumento del flujo de energía en el cuerpo etérico
  • ligereza, expansión y flexibilidad en el cuerpo emocional
  • estabilidad y apertura a nivel del cuerpo mental

Al igual que la cualidad del Amor Incondicional que aumenta gradualmente a medida que el espíritu evoluciona, la cualidad de la Esperanza también está cada vez más presente. La esperanza permite al ser humano una capacidad creciente de construir proyectos que sin esta característica no serían posibles. A nivel espiritual, permite al ser humano absorber energías de frecuencias superiores del plano espiritual.